Estamos a punto de terminar un año que ha sido para todos, y como poco, raro. 
Es cierto que nos estamos acercando a las fechas en la que muchos hacemos balance del año que termina
Sin duda, coincidiremos todos o casi todos, en que no ha sido un buen año. 
Hemos vivido situaciones que jamás  nos hubieramos  imaginado; si hace un año nos cuentan lo que íbamos a vivir, niños en casa, tiendas y empresas cerradas… lo hubieramos tomado por loco , o catastrofista, pero los peores augurios, se cumplieron. 

Muchos han perdido seres queridos, otros todavía conviven con las secuelas que les dejó la enfermedad, y una gran parte, sufren las consecuencias económicas. 

Unos lo han pasado mejor que otros, evidentemente, pero a todos nos ha afectado de una manera u otra esta pandemia mundial.

Estos meses tambien hemos aprendido que todos somos vulnerables, hemos aprendido a la fuerza qué era eso de la incertidumbre y no nos ha quedado otra que aprender a vivir con ella. 

A 10 días de Navidad, todavía no sabemos si vamos a poder viajar a visitar a familiares que viven lejos, si amos a poder reunirnos , y si nos reunimos si podremos ser 6 o 10, o si los que viven fuera, van a poder volver a casa por navidad. 

¿Qué de bueno te ha traido lo malo?

Todo lo malo, lo hemos vivido, o casi , pero me gustaría que nos paráramos un momento a pensar qué de bueno nos ha traido esta experiencia. Muchos, están demasiado tocados como para poder pensar en nada que no sea buscar la manera de dar de comer a sus hijos, otros en recuperarse o en sobrevivir , pero muchos , podemos hacer el ejercicio de encontrar algo bueno que hayamos aprendido, detalles, esas pequeñas cosas  a las que le hayamos dado ahora la importancia que no les dábamos.  algún aspecto en lo que hayamos mejorado nosotros, hemos descubierto alguna habilidad que no sabíamos que teníamos , o personas que teníamos al lado y que ni conocíamos. 

¿Que de bueno te ha dejado  estos meses raros y difíciles que estamos viviendo?

¿Algún buen hábito?

¿Algún aprendizaje que te haya servido?

Yo me quedo con lo bueno 

A mi me ha hecho valorar más los detalles, los que antes daba por sentado.

También he sido consciente de  que esta experiencia ha sacado lo mejor y lo peor de mi, y lo mejor y lo peor de las personas en general. 
Muchos me llamarán ingenua o demagoga, pero A mi personalmente, me gustaría acabar el año agradeciendo, y puestos a elegir, me quedo con lo bueno que ha traído lo malo. 

Si tienes algún comentario, alguna anécdota  que quieras compartir, aquí tienes el espacio para hacerlo