Procesos individuales

¿Te encuentras en un atasco, en un atolladero, no sabes qué hacer ni hacia donde dirigirte?

¿Te pesan demasiado las responsabilidades y no sabes cómo empezar a descargarte?

¿Pasan los días y tus sueños y proyectos siguen en un rincón?

¿Sabes que tienes un tema pendiente pero te cuesta encontrar el momento para reflexionar?

¿Cómo es un proceso conmigo?

01. Primer contacto

Nos conocemos, me cuentas en qué puedo ayudarte y yo te cuento cómo te puedo ayudar.

02. Definimos

Definimos juntos qué es lo que de verdad quieres. Mi trabajo no es conocerte, es ayudarte a que tú te vayas re-conociendo.

03. Herramientas

Te ofrezco herramientas para cambiar hábitos y ampliar tus límites para poder convertirte en la persona que ya eres, la que consigue lo que quiere.

04. Revisamos

A lo largo del proceso, valoramos si te estás “moviendo” en la buena dirección; si estás yendo hacia donde realmente quieres ir.

05. Asentamiento

Una vez ya eres la persona que tienes que ser, hay un tiempo de asentamiento, de consolidación; en el que nos aseguramos de que el cambio va a ser duradero.

06. Ya está aquí

“Et voilà” ya tienes aquí tu cambio… Enhorabuena, ahora ya eres la persona con los recursos que necesita para conseguir lo que quiere!!!

¿ Te animas ?

¿Qué opinan mis clientes?

Conocí a Carmen en un momento de grandes cambios en mi vida: hacía un año que me había convertido en madre, mi pequeña llegó con serios problemas de salud y, aunque poco a poco los iba superando, yo había tomado la decisión de dejar mi empleo para atenderla. En ese momento, me planteaba muchas cosas. Sabía que debía volver a trabajar, pero ¿quería volver a hacerlo por cuenta ajena o debía emprender el camino de la aut0-ocupación? Tenía una idea empresarial, pero nadie la avalaba… Así llegue a Carmen, llena de dudas y vacía de confianza. Sesión tras sesión, pregunta tras pregunta (es una maestra en el arte de la interrogación), Carmen me ayudó a descubrir por mí misma qué era lo que realmente quería y necesitaba. Me acompañó en la superación de mis miedos y, con sus preguntas –inteligentes, oportunas, acertadas, provocadoras- consiguió que yo misma recuperase la confianza y tomase decisiones. Me ha costado, es cierto, pero ahora soy dueña de mi propia empresa: Comparteix.com. Tengo muchos “jefes”, que son todos mis clientes. Mi hija es una niña sana y feliz. Y a Carmen le debo haberme dado la mano para saltar a la otra orilla. Desde que la conocí no he vuelto a preguntar “por qué”. Ella me enseñó a preguntar “para qué”.
Mónica Palasí
Periodista
Muchísimas gracias Carmen, ya había “iniciado” -siempre abandonado- algunos tipos de “tratamientos” y realmente creo que realmente este me ha servido. ¿por qué? Anteriormente, había acudido a psiquiatras o psicoterapeutas desde una base falsa: creyéndome culpable de estar “enferma” . También fui a una psicóloga , que sí, no me veía como un bicho raro, y hablaba mi idioma, pero yo ahí iba un poco como “pobressita” ¿sabes lo que quiero decir? y nosotras hemos partido de la base de un “entrenamiento” para mejorar ciertas estrategias _ no sé si me explico: de igual a igual. Sin demasiadas “monsergas”, y por eso creo que me ha servido.
Nuria M
Diseñadora Gráfica
He tenido una experiencia muy enriquecedora con Carmen Dufol. He podido clarificar mis objetivos tanto profesionales como personales, a partir de ahi he puesto rumbo a puerto y he recuperado mi vitalidad y mi foco. En nuestras sesiones hemos reído, reflexionado y madurado los temas, para ganar distancia y enfoque. Muy recomendable hacer un trabajo de coaching para tomar fuerzas, enfocar y revisar valores. En ese camino, Carmen Dufol es una apuesta segura, entregada y muy profesional. Siempre hay un "antes" y un "después" de una consulta con ella. Gracias por todo.
Paulina Fariza
Escritora y Profesora de canto