Llevamos ya muchos meses … y los que nos faltan; ya pasó el verano, estamos a las puertas de Navidad, y el tema se ha complicado bastante.

Las fuerzas ya empiezan a flaquear, la paciencia está al límite y la sensibilidad, a flor de piel, los conflictos afloran; esas cositas que tanto te esfuerzas en tapar con la hiperactividad están empezando a pedir que te ocupes de ellas, pero no sabes como hacerlo.

La cabeza no para de dar vueltas, las emociones andan revueltas.
Hablar con los que tienes cerca para desahogarte o poner un poco de orden es complicado. En el mejor de los casos, no quieres preocuparles o se sienten peor que tu y no serían de gran ayuda; en el peor de los casos, Ellos son parte de ese caos, ellos son partícipes o coautores de que de te sientas como te sientes….

Pongo mi “talento”, lo que se me da bien, lo que hago con mis clientes, a tu servicio: TE ESCUCHO.

Escucharte es mi manera de contribuir a que te sientas un poquito mejor. Te escucho y te ayudo a sacar esas emociones que estás reprimiendo para no preocupar a los que conviven contigo, a las personas con las que te relacionas.

⇝ ¿Tienes algún tema que te preocupa todos los días?
⇝ ¿Sientes que no puedes hablar con los que tienes cerca?
⇝ ¿Necesitas desahogarte con temas de familia pareja, hijos, laborales, … y no sabes con quien compartir tus pensamientos?
⇝ ¿Te encantaría que alguien te escuchara para comprenderte y ayudarte?

¿En qué consiste?

Te propongo algo para que empieces a romper tu silencio:
Quiero regalarte 2 sesiones de 30 minutos en las que tu hablas y yo te escucho.
He creado un espacio para ti en el que voy a comprenderte sin juzgarte y a acompañarte para que puedas expresar en voz alta tus preocupaciones.
Verás como, tan sólo compartiendo conmigo este espacio de escucha para ti, empiezas una etapa de mayor claridad.

Pon voz a tus pensamientos, el primer paso para superar cualquier situación es que rompas tu silencio.

¡Contacta conmigo y te  cuento cómo hacerlo!